Ciudades medievales en Francia





La mayoría de los turistas que viajan a Francia suelen hacerlo a su capital, París, y tal vez se quedan “sólo” con eso. Sin embargo, Francia es un país salpicado de pueblos pintorescos muy hermosos que tenemos que conocer. Os ofrecemos hoy una pequeña selección.

Francia_medieval

Nuestra primera recomendación es el pueblo de Eguzon, muy tranquilo y encantador situado en el centro francés. Rodeado de ríos y lagos, como por ejemplo el Lago de Euguzon, es un lugar ideal para pasar un fin de semana de turismo rural y practicar algún deporte acuático. Sin embargo también se puede hacer algo de senderismo, paseos a caballo o alojarse en algunas de las cabañas de los alrededores.

Otro de los pueblos pintorescos de Francia es Saint Gautier, a orillas del río Creuse. Ciudad medieval amurallada, la mayoría de sus edificios datan del siglo XVI. Pasear por sus calles es llenarnos de la historia y la cultura medieval de Francia, sobre todo si nos acercamos hasta su abadía, situada en el centro del pueblo. Y si queréis algo de naturaleza, aquí tenéis el Parque Nacional de Brenne para disfrutar.

Quince kilómetros al sur de Domme se halla el pueblo de Monpazier. Sus orígenes datan del siglo XIII, aunque parece que el tiempo no ha pasado por él. Aún siguen en pie muchos edificios medievales, como la iglesia, el mercado y algunas casas. Si os gusta la Edad Media alucinaréis en Monpazier.

Seguimos en el centro de Francia para visitar el pueblo de Conques, rodeado por la hermosura del río Dourdo y un paisaje de montañas y bosques. La mayoría de sus casas datan de la época medieval, como su impresionante abadía de los siglos X al XII. Hay que pasear por su laberinto de callejuelas estrechas, buscando el antiguo monasterio destruido en parte en el siglo XVI por las reformas protestantes. Historia y naturaleza espectacular se mezclan en Conques.

Por último no podíamos olvidarnos de un lugar como Carcasonne. Otra ciudad medieval que parece haberse quedado parada en el tiempo. La ciudad está rodeada por un recinto amurallado, y sus callejuelas están llenas de edificios históricos. Sin embargo, como aquí el turismo está más asentado, también veréis muchas tiendas y restaurantes modernos. Acercaros al castillo y el Museo de Carcasonne o a la Basílica de Sant Nazaire como visitas imprescindibles.

via: cosas de Viajes. es

Que te parecio???